Cuentas nocionales, ¿la alternativa al sistema de pensiones?

Fuente: Fotonoticias del Congreso de los Diputados.

/ 9 febrero, 2017
3 min
0
comentarios

José Ignacio Conde-Ruiz, subdirector de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) y miembro del Foro de Expertos del Instituto Santalucía, ha comparecido en el Pacto de Toledo y ha realizado varias propuestas; la más importante ya la recogimos anteriormente en el blog: ha insistido en la adopción del sistema de cuentas nocionales.

  • Instaurar un sistema de cuentas nocionales que consiga contener el gasto. Ve este sistema como una solución ante el problema de la suficiencia pensiones que permiten a los trabajadores manejar sus cotizaciones y en el que, de cara a la pensión de jubilación, tienen mayor peso los últimos años de cotización. También ve este sistema como una solución ante la realidad demográfica: “España va a ser el país más envejecido de Europa y tenemos una tasa de natalidad muy baja. Aun teniendo pleno empleo, en 2050, habría un trabajador por cada pensionista”, ha afirmado.
  • Vincular las pensiones a la evolución de la inflación. Considera que es importante vincular las pensiones a la evolución de la inflación, ya que el mecanismo actual supone una pérdida de poder adquisitivo y su “cuasi congelación para siempre”, explicó –recordemos que actualmente la revalorización mínima de las pensiones está fijada en el 0,25%, y del IPC más el 0,5% en caso de que los ingresos superen a los gastos–.
  • Mantener factor de sostenibilidad. Factor que comenzará a aplicarse en 2019 para corregir la cuantía de la pensión teniendo en cuenta la esperanza de vida. Ha recordado que, cuando se comiencen a jubilar las generaciones del baby boom, los ingresos serán siempre inferiores a los gastos.
  • Mantener las pensiones de viudedad del sistema contributivo. Considera que extraer las pensiones de viudedad del sistema contributivo para que pasaran a financiarse vía Presupuestos Generales del Estado, como se ha planteado en otras comparecencias, solo aportaría “holgura” de ingresos durante diez años y que, transcurrido ese tiempo, sería necesaria una reforma.
  • Instaurar un contrato único. Propone eliminar los contratos temporales, alegando que con ellos “no se consigue nada”, y propone un contrato único en el que el coste de despido sea menor al principio para ir subiendo con la antigüedad. Ha calificado el sistema impositivo de “muy mejorable”, ya que existen “muchas deducciones, exenciones y beneficios fiscales que lastran la recaudación”.

Otras comparecencias

  • La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE). Proponen buscar nuevas medidas que apoyen a las cotizaciones: quitar el tope a las bases máximas, aumentar salarios mínimos y complementar con impuestos.
  • Novaster, consultora independiente de pensiones. Indicaron que la longevidad es un hecho imparable que tiene que ser considerado para adecuar las pensiones. Proponen considerar lo que se hace en nuestro entorno y apostar por pensiones mínimas suficientes e implantar un sistema de reparto con una mayor vinculación al esfuerzo de contribución.

Enlaces relacionados

Comentarios

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.

Lo último

Se registran 40.076 convenios especiales de cuidadores no profesionales

Se registran 40.076 convenios especiales de cuidadores no profesionales

/
La principal ventaja de suscribir un convenio de estas características es que los años dedicados al cuidado de la persona dependiente, a menudo del entorno familiar, se integran en la vida laboral.
Los millennials ganan menos que los jóvenes de hace una década

Los millennials ganan menos que los jóvenes de hace una década

/
Los jóvenes españoles ganan menos ahora que hace una década. La crisis les ha afectado y, tanto los que tienen una formación baja como los formados en estudios superiores, ingresan menos que los que tenían su edad hace diez años.