Educación financiera para una buena planificación

Una adecuada educación financiera revierte en una buena planificación por ello debemos comprender los términos claves.

Educación financiera para una buena planificación
/ 31 mayo, 2016
3 min
0
comentarios

En el plano financiero, el ciclo vital de los individuos, presenta una gran variedad de circunstancias, alternativas y sucesos de todo tipo. Sin embargo, hay una serie de experiencias vitales comunes a la mayoría de los individuos y los hogares, que pueden afectar a la posición financiera de los mismos, y que, por tanto, deberán ser consideradas dentro del proceso de planificación financiera con el objeto de anticipar eventos futuros de relevancia para la salud económica de la unidad familiar y orientar la capacidad económica del hogar hacia la seguridad financiera y la consecución de los grandes objetivos económicos vitales de las personas que lo forman.

La planificación financiera es pues una herramienta fundamental en la vida económica de las personas, quienes, de una u otra manera, acaban realizándola con más frecuencia de lo que creen, aunque, como diría el clásico, no sean conscientes de ello.

Para poder realizar una planificación financiera de cara a la jubilación debemos partir de una buena educación financiera. Para ello a continuación informamos sobre los distintos conceptos básicos y contingencias más relevantes que se suceden a lo largo de todo el ciclo vital.

Estos aspectos claves son:

Inflación

La inflación es el aumento anual del precio de los bienes y servicios que se consumen normalmente (cesta del Índice de Precios al Consumo). Para que los ahorros no pierdan capacidad de compra hay que protegerlos de la inflación, porque un aumento de los precios se traduce en pérdida del valor de aquellos.

Por tanto, el objetivo de cualquier inversión debe ser lograr una rentabilidad nominal al menos igual a la inflación, lo que implica una rentabilidad real no negativa.

Rentabilidad de los ahorros

La rentabilidad esperada de los ahorros dependerá de los productos que se contraten y del riesgo que se asuma. Cuanto mayor sea el riesgo asumido, mayores pueden ser las ganancias pero también las pérdidas. La rentabilidad también dependerá de las comisiones o los gastos de gestión de los productos financieros que se contraten.

Evolución de los perfiles de riesgo a lo largo de la vida

Los productos financieros contratados deben adecuarse al perfil de riesgo (preferencia o aversión) de cada inversor/ahorrador. En general, no hay productos buenos ni malos, sino productos que se ajustan mejor o peor a cada persona.

Además, hay que tener en cuenta que dicho perfil de riesgo irá cambiando a lo largo de la vida, generalmente, desde un perfil más arriesgado en la juventud a un perfil más conservador a medida que el inversor/ahorrador se hace mayor.

Evolución de los salarios

En la mayoría de los casos la principal fuente de ingresos de los individuos son las rentas derivadas de su trabajo. Para planificar la jubilación hay que tener en cuenta la evolución de los salarios a lo largo de la vida laboral.

En general, éstos irán creciendo hasta una cierta edad más o menos cercana a la jubilación, pudiendo estabilizarse o incluso disminuir a partir de entonces.

Evolución de los gastos

Para planificar la jubilación, al igual que los ingresos, es necesario tener en cuenta el nivel de gastos, presente y futuro, ya que ambos determinarán el ahorro que podrá destinarse para la jubilación. Cuanto mayor sea el nivel de vida que se desee disfrutar una vez jubilado, mayor será el ahorro que habrá que acumular para la jubilación.

Esperanza de vida

Un factor clave a la hora de planificar la jubilación es el número de años que se espera vivir como retirado o jubilado. Dicha variable se estima a través de la esperanza de vida.

El aumento de la esperanza de vida en las últimas décadas se debe, sin duda, a la mejora de las condiciones de vida, a la extensión de la asistencia sanitaria a toda la población y al desarrollo de las nuevas tecnologías en materia sanitaria y farmacológica.

España, junto a Japón y otros países del arco mediterráneo, es uno de los países con mayor esperanza de vida del mundo.

Enlaces relacionados

Una adecuada educación financiera revierte en una buena planificación por ello debemos comprender los términos claves.

Comentarios

Una adecuada educación financiera revierte en una buena planificación por ello debemos comprender los términos claves.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.

Lo último

Una adecuada educación financiera revierte en una buena planificación por ello debemos comprender los términos claves.

consejos-ahorro-vuelta-cole
/
Si aún estás a cuestas con la vuelta al cole, desde el Instituto Santalucía nos adherimos a la iniciativa de Finanzas para todos y te damos algunos consejos para que puedas abaratar la factura y suavizar la cuesta de septiembre.
Ahorro de los Españoles
/
¿Ahorran los españoles? Salimos a la calle para preguntar y conocer, de primera mano, la opinión de los españoles sobre el ahorro...