El tiempo en la longevidad


  7 min|    

El libro “La vida de 100 años: vivir y trabajar en la era de la longevidad” pone de manifiesto el fin de la vida en tres etapas, para afrontar el reto de las múltiples etapas. Reaprender, reinventarse de forma constante para mantenernos activos más allá de los 70 años. Retrasar la edad de jubilación y el ahorro privado son las herramientas para abordar con estabilidad económica los desafíos de la longevidad. Para aprender a gestionar ese tiempo extra hemos charlado en el podcast de Instituto Santalucía con Bárbara Rey Actis, fundadora de Longevity Initiatives.

Pregunta. Ante el cambio de la pirámide poblacional, el actual sistema de pensiones se hace insostenible. Cabe recordar que son las personas activas, las que trabajan, las que financian las pensiones de quienes se jubilan. Y nuestro país, tiene una de las tasas de natalidad más bajas, al mismo tiempo que es uno de los países más longevos. ¿Cómo abordar el aumento de la esperanza de vida para que no se convierta en un regalo envenenado?

Es una gran pregunta y es una de las grandes cuestiones que está detrás de este regalo de la longevidad. Al final, tenemos que hablar de que vivir más años tiene que ser algo bueno, tiene que ser algo positivo, lo que pasa es que como sociedad tenemos que entender el impacto profundo que tienen estos nuevos cambios, donde los paradigmas, que hasta ahora eran los que nos regían, son paradigmas que ya están obsoletos, lo que pasa es que son cosas que se van dando de una manera paulatina y como siempre hay agenda de cosas un poco más urgentes se deja un poco de lado, pero el cambio de paradigma ya es inminente y lo que tenemos que hacer es reinventar o redefinir toda la manera en la que vivimos, ya no solo en la edad de la jubilación sino desde edades tempranas. Como bien plantea el libro, la ruptura definitiva de la vida de tres etapas, donde la juventud está atada al estudio la madurez al trabajo y la vejez al retiro, esto es una de las primeras cosas que ya tienen que dar su fin, y una de las cosas más interesantes para poder disfrutar nuestra vida al máximo es que la jubilación no se convierta en lo que hasta ahora se conoce como una etapa pasiva. La jubilación o periodo de retiro, por un lado, se puede extender, postergar o, incluso, como cada vez vemos más ejemplos de gente que decide estar trabajando, aunque no siempre de la misma manera, ni con la misma intensidad ni la misma cantidad de horas. Gracias a las formas más flexibles que se están implementando, sino que se puede estar activo de muchísimas maneras y poder seguir aportando a la sociedad hasta el último momento. Para mí el regalo siempre está atado al seguir sintiéndote integrado, al seguir sintiendo un propósito de vida, y así poder colaborando con todas las generaciones.

El modelo tradicional de estudiar en la juventud, trabajar en la madurez y retirarse en la vejez ya no funciona en la era de la longevidad. ¿Cuál es el modelo actual y hacia dónde vamos?

Este es uno de los grandes cambios, y también está acompañado de esta ruptura de la vida de tres etapas, y, por otro lado, de la redefinición del contrato social. Esto de estudiar en la juventud dentro de lo que llamamos futuro del trabajo y de los cambios tecnológicos y de la velocidad que avanzan todas las novedades, esto ya no es posible. Nosotros, como personas, que queremos mantener nuestro capital humano alto, que queremos seguir produciendo, que queremos seguir trabajando o emprendiendo necesitamos adoptar lo que llamo la cultura del lifelong learning o del aprendizaje a lo largo de toda la vida. Ya no vale estudiar hasta los 25 años, hacer un máster y ya dejar de estudiar. Tenemos que seguir manteniéndonos en permanente formación como upskilling, reskilling y reinvención.

Por otro lado, lo del trabajo a lo largo de toda la madurez que el ingreso al mercado de trabajo y la salida del mercado de trabajo con la jubilación también se está redefiniendo, debido a la irrupción de la gig economy, que es la economía más informal, donde ya cada vez más está comúnmente aceptado el trabajar por proyectos, el entrar y salir de empresas, el poder trabajar para más de un empleador a la vez el poder tener nuevas formas de contrato laboral, que sean más parecidas a un autónomo a un freelancer o incluso a un emprendedor. El tema del emprendedurismo y de poder formar nuestra propia empresa son nuevas formas de trabajo que van a hacer que estemos entrando y saliendo del mercado laboral en repetidas veces, a lo largo de toda nuestra carrera.  

Por otro lado, el tema de la jubilación, que históricamente está atada y asociada a una etapa altamente pasiva o bien idealizada como la época de oro, donde la gente se retira a determinados paraísos, cómo podrían hacer en España Canarias o Baleares, y viven totalmente aislados de la realidad en ningún momento jurídico, o esta pasividad de ya solamente percibir ingresos por parte del Estado y no aportar. Cada vez estamos viendo más gente que retrasa o intenta retrasar su edad de jubilación, gente que una vez retirada se vuelca a emprender, a hacer nuevas asociaciones, a seguir estando activo, asesorar a otras personas que estén emprendiendo, etc. Entonces se redefine absolutamente toda la manera en la que entendemos tanto de estudiar, como de trabajar, como de estar jubilados.  

Un informe de la consultora McKinsey señala que los millennials tendrán un promedio de 11 trabajos distintos. En esta vida de multietapas, ¿también cambia el modelo de relación laboral conforme uno va cumpliendo etapas? ¿cómo son esas nuevas formas de trabajar?

Hay muchísimas más y muchísimas formas que incluso están por venir y que desconocemos, por ejemplo, todavía no sabemos cómo va a cambiar la manera de trabajar cuando las máquinas sean compañeros nuestros y estén totalmente incorporados en las plantillas. Una de las nuevas formas de trabajar de manera definitiva tiene que estar la intergeneracional. No puede seguir pasando que el mercado laboral expulsé de cuajo a las personas a partir de determinada, el que los millennials puedan tener contacto con generación X, generación baby boomer y Z, va a ser uno de los grandes cambios. Además de la gig economy hablábamos de freelancers, contratos por micro tareas que se utilizan mucho en temas de tecnología y de sistemas donde a la gente se la puede contratar por realizar micro tareas, también para preservar temas de confidencialidad en determinados proyectos, el emprendedurismo es una de las grandes nuevas formas de trabajar a través de financiación externa, las company of one, que son empresas que comienzan muy de a poquito y que van escalando con el tiempo sin necesidad de grandes inversiones y el tema de la colaboración, de hacer diferentes alianzas, de hacer diferentes proyectos, de estar interactuando con multitud de personas para diferentes proyectos.  Lo único que sabemos que va a ser constante es el cambio. Lo de entrar en una empresa, jubilarse en esa empresa no va a existir más. 

Este cambio de modelo, ¿atañe solo a las nuevas generaciones? ¿o es un desafío incluso para aquellos a quienes les quedan todavía una década para jubilarse?

Ahí has dado un poco en el clavo, porque el reto más grande lo tenemos las personas que pertenecemos a la generación X y a la generación baby boom, que estamos un poco a caballo entre una forma de vida y otra. Los millennials vienen de fábrica con este chip tanto digital y tecnológico, como de adaptación a cambios permanentes. De hecho, son los propios millennials los que muchas veces se van moviendo de trabajo en trabajo en periodos de tiempo muy cortos. El reto, como decía, lo tenemos las generaciones que nos hemos criado y educado en entornos y en familias donde probablemente nuestros padres trabajaron toda la vida en una empresa, tuvieron un empleo en relación de dependencia, pero si abrazamos la cultura del lifelong learning, nos mantenemos actualizados, promovemos la intergeneracional y si somos capaces de poner en valor toda nuestra experiencia seguramente que vamos a poder encontrar un camino dentro de todas las dificultades, que por supuesto las hay.

Y a nivel de tiempo, ¿cómo gestionar se extra que nos regala la longevidad?

Es lo que se llaman los 30 años de gracia, que ya van más para 40 que para 30, por cómo están avanzando las esperanzas de vida a nivel mundial. Tiene que ser una etapa que se tiene que abordar con mucho optimismo. Recomiendo hacer ejercicios de autoconocimiento. Hay varios estudios, tanto cuantitativos como cualitativos, que mapean un poco el qué utilizan el tiempo las personas una vez que se jubilan y las distintas tipologías de jubilados. Los que más felices son y los que tienen una vida más plena son personas que han logrado encontrar un propósito, que logran conseguir esta relajación del hecho de no tener ya que cumplir un horario estricto, de no tener que cumplir unos objetivos estrictos, pero que siguen activos de alguna manera, bien con algún pequeño emprendimiento, bien colaborando con alguna asociación o asesorando a equipos de trabajo más jóvenes e interactuando con la comunidad. Siempre tiene que ir desde el punto de vista del autoconocimiento, del propósito y, sobre todo, para intentar encontrar el lugar. La esperanza de vida saludable está incluso por encima de los 74 años, por lo que nos vamos a ver con tiempo, nos vamos a ver con energía, nos vamos a ver con mucha salud y nos vamos a ver con infinidad de posibilidades. Hay un autor que habla de los late bloomer o personas que florecen tarde, porque cada vez más hay infinidad de personas que logran alcanzar su máximo potencial, su máximo desarrollo, en edades muy avanzadas entonces. Si miramos esta etapa como una etapa que no es para nada pasiva y que nos permite poder conseguir todo aquello que siempre nos propusimos, esos 30 años de gracia van a ser por supuesto una gran bendición, no solo para nosotros, sino también para toda la gente que nos esté rodeando. 

 

Deja un comentario

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.

Enlaces relacionados


newsletter

¡Suscríbete a nuestra newsletter!


 

Calculadora
de Pensiones


¿Cuánto cobraré cuando me jubile y cuánto tengo que ahorrar?

Conoce el importe de tu futura pensión y la cantidad que tienes que ahorrar para mantener tu nivel de vida, según tu edad y tus ingresos.

Calculadora de
rescate de planes
de pensiones


Conoce la forma más favorable de rescatar tu plan de pensiones.

Dirigida a aquellos trabajadores que están a punto de jubilarse y deseen conocer qué forma de reembolso del plan de pensiones compensa más.

Calculadora de
Seguros de vida


¿Qué seguro debo contratar para cubrir mis necesidades y cuál sería la prima?

Con tu edad, situación familiar y nivel de ingresos esta calculadora te mostrará cuáles son las opciones que se ajustan a tu perfil y cuánto debes abonar en concepto de prima.