Fallecimientos cubiertos por el seguro de vida asociados a hipotecas

Fallecimientos cubiertos por el seguro de vida asociados a hipotecas

Una de cada cinco personas que hace uso del seguro de hipoteca tiene o tenía menos de 46 años.

En el artículo de hoy hablamos de la forma de actuar del seguro frente al fallecimiento de una persona asegurada y el seguro de hipoteca. De este modo, destacaremos todo lo que hace el seguro de vida por la sociedad y la importancia de este en los diferentes ámbitos de la vida del ciudadano.

En los fallecimientos cubiertos por los seguros de vida asociados a hipotecas no se aprecia estacionalidad clara o muy marcada. Los datos solicitados a las entidades por parte de UNESPA se referían a fallecimientos producidos en el año no natural transcurrido entre junio de 2017 y mayo de 2018.

fallecimientos-cubiertos-seguro-de-vida-asociados-a-hipotecas-grafica1

Aunque una de cada cinco muertes registradas en la base de datos presentadas por UNESPA ocurrió en una ciudad de más de medio millón de habitantes, la mayor proporción de fallecimientos asegurados, se dio en ciudades de entre 10.000 y 50.000 habitantes.

fallecimientos-cubiertos-seguro-de-vida-asociados-a-hipotecas-grafica2

El Informe Estamos Seguros realizado por UNESPA, subraya que el principal valor que tienen las prestaciones de seguros de vida asociados a hipotecas es acudir en ayuda de una persona o de una familia en un momento realmente inesperado; puesto que si el fallecimiento se produce en una edad avanzada, lo normal es que el préstamo hipotecario se encuentre ya amortizado. Esto hace que la edad de los asegurados que fallecen con hipotecas cubiertas por el seguro de vida no se corresponda con la edad a la que la gente suele fallecer.

Este hecho se ve claramente confirmado por el dato de que los asegurados identificados en la base de datos tenían, en el momento del fallecimiento, una edad media de 55,5 años. La distribución porcentual de los fallecimientos suficientemente informados por tramos de edad confirma la importancia de los grupos intermedios.

fallecimientos-cubiertos-seguro-de-vida-asociados-a-hipotecas-grafica3

El promedio de 55,5 años se ve confirmado por el hecho de que la mediana de los datos es prácticamente idéntica: se sitúa en los 56 años. Esto quiere decir, por lo tanto, que, en términos medios, el seguro de vida asociado a préstamos hipotecarios actúa sobre personas que fallecen unos 30 años antes de lo que sería previsible, si se toma como referencia la esperanza de vida media. No obstante, en el primer decil (1/10 de la muestra o población) se encuentran, tanto en España como en la mayoría de las comunidades autónomas, personas que fallecen antes de alcanzar los 45 años o incluso de los 40, lo cual demuestra hasta qué punto estos seguros permiten aliviar las consecuencias para la familia de fallecimientos prematuros e inesperados. Es notable en todo caso, recordar que, en términos generales y tomando en consideración el informe de UNESPA, una de cada cinco personas que tiene la desgracia de tener que hacer uso de su seguro de hipoteca tiene o tenía menos de 46 años y, en torno a tres cuartas partes tiene o tenía menos de 60.

fallecimientos-cubiertos-seguro-de-vida-asociados-a-hipotecas-grafica4 fallecimientos-cubiertos-seguro-de-vida-asociados-a-hipotecas-grafica5

Las cifras de la base de datos, por otro lado, reflejan muy pocas diferencias derivadas de las características del lugar en el que estas personas residen. Clasificando los fallecimientos según el tipo de población en el que reside o residía el asegurado, las diferencias en el promedio de edad son menores.

fallecimientos-cubiertos-seguro-de-vida-asociados-a-hipotecas-grafica6

En este sentido, y como se ha comentado, un elemento de gran importancia a la hora de delimitar el papel que juega el seguro asociado a hipotecas respecto de lo inesperado es estudiar no sólo la edad, que ya se ha visto que es joven o incluso muy joven; sino también otro plazo temporal, que es el tiempo transcurrido entre el momento de la constitución del seguro y cuando se produce el fallecimiento de la persona asegurada.

Esta cifra, en promedio para todo el territorio nacional, es decir, para el conjunto de la base de datos, es de 11,3 años según el estudio de UNESPA. Esto quiere decir que, como media, las familias que han de usar el seguro de vida asociado a su hipoteca para hacer frente, total o parcialmente, al pago del préstamo pendiente, lo tienen que hacer aproximadamente una década después de haber comenzado a pagar el préstamo. Así de inesperado es el hecho que activa el seguro.

Los fallecimientos asegurados registrados por categorías de tiempo de cobertura muestra hasta qué punto el seguro de vida asociado a hipotecas rinde un servicio ante lo inesperado. Casi 4 de cada 10 fallecimientos se producen en los cinco primeros años de aseguramiento.

Enlaces relacionados

Comentarios

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.

Lo último

Se registran 40.076 convenios especiales de cuidadores no profesionales

Se registran 40.076 convenios especiales de cuidadores no profesionales

/
La principal ventaja de suscribir un convenio de estas características es que los años dedicados al cuidado de la persona dependiente, a menudo del entorno familiar, se integran en la vida laboral.
Los millennials ganan menos que los jóvenes de hace una década

Los millennials ganan menos que los jóvenes de hace una década

/
Los jóvenes españoles ganan menos ahora que hace una década. La crisis les ha afectado y, tanto los que tienen una formación baja como los formados en estudios superiores, ingresan menos que los que tenían su edad hace diez años.