Ninis, fertilidad y esperanza de vida de los españoles

El informe 2016 de Panorama de la Sociedad de la OCDE pone de manifiesto algunos de los problemas que afectan hoy a la sociedad española, que son también riesgos para el mantenimiento del sistema público de pensiones si no se toman medidas.

/ 21 octubre, 2016
3 min
0
comentarios

El futuro de la pensiones es un tema central dentro del Instituto Santalucía. El último informe Panorama de la Sociedad de la OCDE, actualizado a 2016, constata que tres de los factores que pueden comprometer la viabilidad futura del sistema están plenamente presentes en nuestro país: el alto número de jóvenes que no estudian ni trabajan y que, por tanto, no cotizan a la Seguridad Social; la baja fertilidad; y el aumento de la esperanza de vida. Factores que, sumados al aumento de la deuda pública y la falta de una profunda conciencia de la importancia de la planificación financiera para la jubilación, parecen abocar a repensar y redefinir el sistema público de forma urgente, ya que ni el crecimiento esperado ni el aumento de la productividad garantizan su sostenibilidad.

Ninis: mejora la situación, pero sigue 8 puntos por encima de la media OCDE

La edición 2016 de Panorama de la Sociedad examina los indicadores de bienestar y sus últimas tendencias en los países de la OCDE. Según este estudio, desde el inicio de la crisis, la cantidad de jóvenes que no estudian ni trabajan (Nini) se ha mantenido alta en muchos países, razón por la que el informe de este año se ha concentrado en este grupo de jóvenes, examinando las características de las personas en situación de riesgo así como las políticas públicas destinadas a ayudarlos.

Entre 2007 y 2015, el empleo de los jóvenes en España se redujo a la mitad. Si bien la baja en la tasa de empleo fue particularmente dramática entre los jóvenes con bajo nivel de educación (segundo ciclo de secundaria incompleto o inferior), aquellos con nivel medio y alto de educación también fueron fuertemente afectados. En cambio, en promedio, el empleo joven en la OCDE bajó un 8% y el empleo total se recuperó e incluso subió levemente durante el mismo periodo.

En consecuencia, la proporción de jóvenes que no trabajan ni estudian (Nini) creció rápidamente en España durante la Gran Recesión llegando a un máximo de 26% en 2013, 10 puntos más que en 2007, y una de las más altas jamás observadas en un país de la OCDE. En 2014, la tasa de Ninis comenzó a bajar llegando a 23% en 2015, el nivel más bajo desde el 2008 pero significativamente superior a la media OCDE, de 15%. Entre los jóvenes nacidos en el extranjero, la tasa de NInis es aún mayor: un 32%, es decir cerca de 1.5 veces superior a la de los jóvenes nacidos en España. El alza y posterior caída en la tasa de Ninis en España se explica principalmente por la evolución del paro juvenil, pues la parte de Ninis inactivos incluso disminuyó durante la crisis.

En España, la mayoría de los jóvenes que no estudian ni trabajan tienen una mayor propensión a buscar activamente un empleo que a caer en la inactividad, a diferencia de muchos otros países donde la inactividad es la situación más frecuente. No obstante la explosión en las tasas de paro durante la reciente crisis, la parte de jóvenes que recibe prestaciones de desempleo o de invalidez permaneció relativamente estable en la mayoría de los países de la OCDE.

En España, sin embargo, cerca de un 15% de los jóvenes recibe prestaciones de reemplazo de ingresos (sobre todo de desempleo), nivel 1.5 veces superior a la media OCDE.

Alto abandono escolar

El abandono escolar sigue siendo un problema en España. En 2014, 39% de los hombres y 28% de las mujeres entre 25 y 34 años no había completado el segundo ciclo de secundaria, aproximadamente al doble de la media OCDE. Sin embargo, España ha reducido de manera importante el abandono escolar en los últimos cuatro años gracias a una mayor participación en programas de capacitación profesional.

Un porcentaje importante de jóvenes españoles tiene baja competencia en lectura (18%) y en matemáticas (23%). Aun cuando los jóvenes en España obtienen mejores resultados que sus compatriotas de entre 30 y 54 años, lo que es una mejora con respecto a la generación precedente, sus resultados son relativamente mediocres en el contexto de la OCDE, según refleja el informe.

Baja fertilidad, alta esperanza de vida

Entre 1995 y 2014, la tasa de fertilidad en España subió de 1.17 a 1.32, lo que continúa siendo una de las tasas de fertilidad más bajas de la OCDE, netamente inferior al promedio de 1.68 hijos por mujer. En la actualidad, las mujeres permanecen en el sistema educativo por más tiempo y las parejas jóvenes tienen más dificultades que en el pasado para estabilizar sus ingresos (y su empleo); así, la formación de una familia se ve pospuesta. En efecto, entre 1995 y 2014, la edad a la que las españolas tienen su primer hijo subió, en promedio, de 28.4 a 30.6 años, una de las más altas de la OCDE.

En 2014, la esperanza de vida al nacer en los países de la OCDE (en promedio) alcanzó los 80.6 años, un incremento de más de 10 años desde los 1970. En línea con esta tendencia, la esperanza de vida en España en 2014 era de 83.3 años (11.3 años más que en 1970]. Junto con Japón y Suiza, España encabeza el grupo de países de la OCDE donde la esperanza de vida al nacer ya excede los 80 años.

Informe completo: puedes acceder al informe completo aquí.

Comentarios

El informe 2016 de Panorama de la Sociedad de la OCDE pone de manifiesto algunos de los problemas que afectan hoy a la sociedad española, que son también riesgos para el mantenimiento del sistema público de pensiones si no se toman medidas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.

Lo último

El informe 2016 de Panorama de la Sociedad de la OCDE pone de manifiesto algunos de los problemas que afectan hoy a la sociedad española, que son también riesgos para el mantenimiento del sistema público de pensiones si no se toman medidas.

Longevidad: Pensión por Dependencia en los Sistemas Públicos de Pensiones
/
El alargamiento generalizado de la duración de vida, formando grupos cada vez más numerosos con necesidades de dependencia, ha demostrado la insuficiencia material y funcional de las estructuras sanitarias y sociales convencionales.
Crecimiento Vegetativo de España en 2017
/
El crecimiento vegetativo de la población residente en España (es decir, la diferencia entre nacimientos de madre residente en España y defunciones de residentes en el país), fue negativo en 2017 en 31.245 personas.