Planes de previsión asegurados (PPA)

/ 12 agosto, 2016
3 min
0
comentarios

Los planes de previsión asegurados (PPA) son seguros de ahorro-previsión a largo plazo con las mismas características, contingencias cubiertas, liquidez y fiscalidad que los planes de pensiones. Para disfrutar de la misma  fiscalidad que los planes de pensiones, la cobertura principal de los planes de previsión asegurados (PPA) debe ser la cobertura de jubilación, aunque debemos saber que adicionalmente, podrán cubrir las contingencias de invalidez y fallecimiento.

La gran diferencia con los planes de pensiones es que los planes de previsión asegurados (PPA), al tratarse de contratos de seguros, por regla general sí que garantizan al inversor una rentabilidad mínima hasta su vencimiento.

Aunque no son líquidos sí que se puede movilizar el saldo acumulado en PPAs a otros PPAs y a planes de pensiones, y viceversa. Además, aunque ni tengan liquidez, existen una serie de supuestos en los que se puede disponer del dinero anticipadamente:

  • Enfermedad grave: incapacidad temporal continuada de al menos 3 meses.
  • Desempleo de larga duración: un período continuado de al menos 12 meses.

Requisitos de los planes de previsión asegurados (PPA):

  • El contribuyente deberá ser tomador la persona que contrata el seguro, el asegurado quien estará expuesto a los riesgos cubiertos por parte del seguro, y el beneficiario la persona que percibe la prestación.
  • Se deberá ofrecer una garantía de interés y utilizar técnicas actuariales.
  • En el condicionado de la póliza, deberá aparecer de forma destacada el nombre plan de previsión asegurado.

Fiscalidad de las aportaciones y prestaciones a un PPA:

La normativa del IRPF permite reducir la base imponible en la cuantía de las aportaciones realizadas a planes de pensiones y/o de las primas satisfechas a un plan de previsión asegurado (PPA) durante el ejercicio. Esta reducción tiene como límite la menor de las siguientes cantidades:

  • 8.000 € (Ley 26/2014)
  • 30% de los rendimientos netos de trabajo personal y/o de actividades económicas.

Este límite es conjunto para todas las aportaciones o primas realizadas a todos los sistemas de previsión social que reducen la base liquidable. Los seguros de dependencia colectivos tienen una reducción y límite independiente de 5.000 €.

Las prestaciones derivadas de un plan de pensiones y un plan de previsión asegurado (PPAs) tributan en el IRPF como rendimientos del trabajo personal, independientemente de la contingencia que se trate (incluso fallecimiento) o si el cobro deriva de un supuesto excepcional de liquidez.

Como rendimiento del trabajo, están sujetas a retención y se integran en la base imponible general del impuesto y tributan según la escala progresiva de gravamen.

El régimen transitorio para los PPAs contratados hasta el 31 de diciembre de 2006, permite aplicar una reducción del 40% a la parte de prestación que corresponda a aportaciones realizadas antes de esta fecha, siempre que se perciba como un capital, aunque incluye una limitación temporal para su aplicación.

Enlaces relacionados

Comentarios

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.

Lo último

Las Rentas Vitalicias Siguen Creciendo | Instituto santalucía

Las Rentas Vitalicias siguen creciendo

/
28.728 personas mayores de 65 años transformaron su patrimonio en rentas vitalicias. Acumulan un volumen de ahorro bajo gestión de 2.554 millones de euros
Declaración de la Renta: Más de 3000 Millones de Euros Devueltos

Declaración de la Renta 2018: más de 3.000 millones de euros devueltos

/
Llegado el ecuador de la campaña, 4,48 millones ya han recibido su devolución, un 14% más que en el mismo período del año pasado