¿Qué ocurre con mi plan de pensiones si me divorcio?


  3 min|    

Un plan de pensiones es un bien privativo, es decir, que dentro de un matrimonio, el producto de ahorro debería pertenecer solo a uno de los cónyuges. Los bienes privativos son aquellos que se adquirieron antes del matrimonio o los recibidos por herencia, donación o legado. Sin embargo, cuando dicha unión está en régimen de gananciales, el reparto puede complicarse.

Cuando una pareja se casa, ese matrimonio puede estar en régimen de gananciales, es decir, que todos los bienes adquiridos durante la unión pertenecerán a los dos cónyuges por partes iguales. Ahora bien, un plan de pensiones no debería entrar dentro de esta categoría de bienes, aunque fuera adquirido durante el matrimonio.

No existe ninguna ley que regule qué ocurre con un plan de pensiones en caso de divorcio (si el matrimonio estaba en régimen de gananciales). Solo jurisprudencia. Aparentemente, si el producto de ahorro pertenece a uno de los cónyuges, no debería haber mayor problema. Al ser un bien privativo, no debería repartirse. A pesar de ello, las sentencias que se han aventurado a dar respuesta a este supuesto afirman que, dependiendo de donde vengan las aportaciones, el plan puede ser considerado parte del catálogo de la sociedad de gananciales.

Todo dependerá de quién haya hecho las aportaciones al plan de pensiones.

Es decir, que aunque un producto de ahorro de estas características no se pueda compartir en la práctica (pues genera derechos solo para su beneficiario), podrá considerarse como bienes del matrimonio siempre que se haya pagado con dinero ganancial.

La tributación de las prestaciones se atribuirá a las personas físicas en cuyo favor estén reconocidas, por tanto, las prestaciones derivadas de un plan de pensiones tributan en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas exclusivamente en sede del beneficiario, como rendimientos del trabajo y por el importe total percibido, es decir, el beneficiario del plan de pensiones tendrá que tributar por la totalidad del mismo con independencia de cómo se haya realizado la disolución de la sociedad de gananciales.

Los planes de pensiones que estén contratados por la empresa para la que trabaje uno de los cónyuges no tienen ese problema. Las aportaciones las realiza la empresa con la nómina del trabajador, por tanto, este dinero no pasa a formar parte del catálogo de bienes gananciales.

1 comentario en «¿Qué ocurre con mi plan de pensiones si me divorcio?»

Deja un comentario

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.

Enlaces relacionados
Calculadora
de Pensiones

  • Conoce la aportación que se debe realizar para obtener la prestación deseada en el momento de la jubilación
  • Conoce los porcentajes de cobertura de la seguridad social, de las aportaciones previstas y de las recomendadas
  • Recalcula automáticamente toda la información, configurando los valores según las aportaciones anuales recomendadas y el poder adquisitivo deseado
Calculadora de
Seguros de Vida

  • Analiza las necesidades en materia de protección para conseguir la tranquilidad de tu familia si ocurriera algún percance, con el objetivo de poder asegurar y disfrutar del nivel de vida que desees para ti y tu familia
  • Conoce las aportaciones que debes realizar para cubrir las necesidades de aseguramiento en caso de fallecimiento o invalidez
  • Conoce tu nivel de vida con la pensión de la Seguridad Social y el seguro de vida
Estudios
Propios

Guía Temática para mujeres trabajadoras
Guía Temática para mujeres trabajadoras
> Leer más

Pensiones en transición Sistemas de Pensiones
Informe. Pensiones en transición
> Leer más

Guía Temática para trabajadores Millenials
Guía Temática para trabajadores Millenials
> Leer más
Cuentos y Juegos para entender el Dinero