Educación Finaciera

La educación financiera es importante para ahorrar pensando en el futuro y en nuestras necesidades durante la etapa de jubilación. José Manuel Jiménez, director del Instituto Santalucía, explica el valor de la educación financiera y las medidas que propone el foro de expertos para resolver la sostenibilidad de las pensiones.

El ahorro financiero es muy importante para lograr llegar a la etapa de la jubilación con tranquilidad y manteniendo nuestro actual nivel de vida. Para ello es importante que la sociedad tenga educación financiera para elegir la vía más adecuada para cubrir las necesidades económicas futuras.

Con este objetivo nació el Instituto Santalucía, una plataforma de educación financiera desde un punto de vista técnico, objetivo y académico, que quiere contribuir de forma didáctica al debate sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones. El Foro de Expertos, cuyo presidente es Guillermo de la Dehesa, está representado por el mejor grupo de economistas e investigadores que hay en el mundo de la economía en España y que están especializados, en particular, en cuestiones sobre la jubilación.

José Manuel Jiménez, director del Instituto Santalucía, señala que “para potenciar el ahorro, es muy importante el desarrollo de la educación financiera. Desde el Instituto Santalucía se considera que tanto formación como información van de la mano”. En su opinión, estas acciones “tienen que ir potenciadas por todas las instituciones, tanto desde las privadas como desde las públicas”.

Como apoyo para la educación financiera, el Instituto Santalucía elabora informes, libros, documentos y vídeos para llegar a toda la toda la sociedad.

Educación Financiera: ahorrar para la jubilación

Entre las medidas que propone el Instituto Santalucía para resolver la sostenibilidad de las pensiones a futuro se encuentran las siguientes:

-Tener en cuenta el Pacto de Toledo, en el que todos los partidos políticos vayan en la misma dirección para resolver los problemas que puedan surgir a largo plazo.

-Reformar estructuralmente el sistema pensando a largo plazo, para lo que se debe potenciar un sistema de cuentas nocionales más claro, equitativo, justo y con más equilibrio actuarial.

-Fomentar el retraso de la edad de jubilación, cuya edad real se encuentra actualmente en 62,4 años, a través de medidas ligadas a la esperanza de vida o el fomento a la jubilación flexible. En este caso, se plantearía el cobro del 100% de la jubilación compatibilizando el trabajo remunerado a partir de los 65 años.

El Instituto Santalucía presenta también un decálogo acerca de la educación financiera para fomentar el debate sobre el problema del ahorro sostenible, las pensiones y la educación financiera para ayudar a las personas a entender sus decisiones financieras y promover la colaboración colectiva para cambiar las actitudes de los consumidores hacia el ahorro a largo plazo. Puedes conocer más acerca de este decálogo en el siguiente enlace: https://institutosantalucia.es/decalogo-de-educacion-financiera/

Comentarios

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.