¿El seguro de vida cubre en caso de coronavirus?

El seguro de vida cubre fallecimiento por cualquier causa, pero conviene revisar la póliza por si excluyera casos de pandemia.

  3 min|
Seguro de Vida cubre en caso de Coronavirus

Muchos ciudadanos están preguntándose estos días sobre las coberturas de los seguros ante el coronavirus. En lo que ser refiere al seguro de vida y qué ocurre ante un fallecimiento por coronavirus, en principio el seguro de vida cubre fallecimiento por cualquier causa, ya sea enfermedad, accidente laboral o accidente de tráfico, ahora bien, no está demás revisar las cláusulas de la póliza para confirmar si cubre por epidemia o pandemia, porque existen excepciones.

En caso de que el seguro de vida cubra epidemia y/o pandemia, hay que cerciorarse también del término que incluye, porque no es lo mismo.

¿Qué es una epidemia? “Es una enfermedad contagiosa que se propaga rápidamente en una población determinada, afectando simultáneamente a un gran número de personas durante un periodo de tiempo concreto”, explica Médicos Sin Fronteras (MSF).

¿Qué es una pandemia? “Si el brote afecta a regiones geográficas extensas (por ejemplo, varios continentes) se cataloga como pandemia”, aclara MSF. Es el caso del VIH, el Ébola y, ahora, el Covid-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el pasado 11 de marzo al Covid-19 como pandemia. A fecha de hoy, a nivel mundial, el número de infectados por el coronavirus asciende a 200.000 y el número de fallecidos supera los 8.400. En España, los positivos se elevan por encima de los 17.000 y los muertos se acercan a los 800.

En un reciente comunicado, la Asociación Empresarial del Seguro, UNESPA, informó de que “las aseguradoras de vida se encuentran satisfaciendo de forma puntual las indemnizaciones correspondientes por los casos de fallecidos asegurados por coronavirus y entregando las sumas aseguradas a los beneficiarios designados”.

¿Para qué sirve un seguro de vida?

El seguro de vida es una póliza destinada a la protección del patrimonio, fundamentalmente familiar. La persona que suscribe una póliza de este tipo lo hace porque tiene seres a su cargo y le preocupa que, en caso de fallecer puedan sufrir un quebranto patrimonial.

La cuantía de la prima depende del riesgo y de la cantidad que se quiera percibir en el caso de fallecimiento. La indemnización puede recibirse en un pago único o como una renta, según desee el asegurado o sus beneficiarios.

Es importante saber que los seguros de vida no tienen periodo de carencia, por lo que uno queda cubierto desde el primer día.

Existe dos modalidades, los que cubren en caso de muerte, como el mencionado anteriormente, y los que lo hacen en caso de vida. Esta última opción está asociada a seguros de vida como producto de ahorro previsional, en el que se obtiene una rentabilidad.

El seguro de vida como producto de ahorro previsional

Existen diversos tipos de seguro de vida como fórmula de ahorro a nivel individual:

  • Planes de Previsión Asegurados (PPA): son seguros de vida en los que no es posible disponer del ahorro acumulado, salvo en circunstancias excepcionales (enfermedad grave o desempleo de larga duración) hasta la jubilación. Garantizan a vencimiento la recuperación del 100% del dinero invertido en el producto.
  • Seguros de capital garantizado: son seguros en los que el dinero invertido más la rentabilidad garantizada se cobrarán en un solo pago en una fecha determinada, que no tiene por qué coincidir con la jubilación.
  • Rentas temporales y vitalicias: son también seguros con rentabilidad garantizada, si bien en este caso se cobran en forma de renta, bien sea temporal (la renta se cobra durante un período determinado) o vitalicia (la renta se cobra mientras vive el asegurado).
  • Planes Individuales de Ahorro Sistemático o PIAS: seguros de ahorro en los que la rentabilidad queda exenta de pagar impuestos si se mantienen durante más de cinco años y se perciben en forma de renta vitalicia. Hay dos modalidades: garantizada (100% garantía a la finalización) o Unit Linked (sin garantía, seguros en los que el cliente asume todo el riesgo de la inversión).
  • Seguros Individuales de Ahorro a Largo plazo o SIALP: son seguros de ahorro con cobro en forma de capital en los que la rentabilidad queda exenta de pagar impuestos si se mantienen durante más de cinco años.

Con datos a cierre de 2019, las aseguradoras gestionaban casi 241.000 millones de euros en seguro de vida, según UNESPA. Esto supone cerca un 5% más respecto al año anterior.

Si quieres saber más sobre el seguro de vida, te invitamos a que leas esta guía sobre las “50 preguntas clave sobre el seguro de vida”, de Instituto Santalucía.

Comentarios

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.