¿Seguro de vida o seguro de decesos?

Pensando en la protección de los tuyos y de uno mismo ante cualquier accidente, enfermedad o fallecimiento, lo aconsejable es contratar un seguro que cubra estas situaciones. En este post te explicamos todas aquellas cuestiones a la hora de contratar un seguro: ¿de vida o de decesos? Tú tienes la última palabra.

  3 min|
Diferencias entre Seguro de Vida y Seguro de Decesos

La necesidad de sentirse protegido es algo primordial en las personas, por eso muchas deciden suscribir pólizas de seguro que les cubran ante imprevistos, como pueden ser el seguro de hogar, de salud, de vida o de decesos. En este post nos vamos a centrar en dos que por desconocimiento se perciben como excluyentes, pero lo cierto es que son complementarios: el seguro de vida y el seguro de decesos. El objetivo de ambos es garantizar la protección de la familia cuando se produce la contingencia objeto de la póliza.

Diferencias entre seguro de vida y un seguro de decesos

El seguro de vida es aquella póliza que nos protege en caso de fallecimiento, invalidez o incapacidad y enfermedad grave. Está diseñado para aportar recursos económicos al asegurado o a la familia en caso de que se produzca esta contingencia. Por eso, tendemos a suscribir una póliza de vida cuando tenemos descendencia. El capital abonado dependerá de la prima que se quiera asegurar que, por lo general, será más elevada cuanto más mayores seamos.  Por lo general, el seguro se renueva anualmente, hasta una edad determinada, sobre los 70 años

El seguro de decesos, por su parte, es la póliza que cubre el sepelio del asegurado. En otras palabras, con un seguro de decesos se evita a los familiares la carga económica del fallecimiento, ya sea el entierro en sí mismo como la repatriación del cuerpo, en caso de ser necesario. El coste de una defunción oscila en torno a 3.500 euros. Obviamente no existe limite de duración en el seguro, siendo esta vitalicia.

Coberturas del seguro de vida

  • Fallecimiento por cualquier causa.
  • Invalidez o incapacidad, ya sea temporal, absoluta, permanente para la profesión habitual, gran invalidez, dependencia.
  • Riesgo de enfermedad

Coberturas del seguro de decesos

  • Pago de los servicios funerarios y el sepelio, que incluyen gastos del tanatorio, el féretro, las esquelas, el coche fúnebre y el entierro o incineración.
  • Servicios de orientación jurídica o atención psicológica para los seres queridos.
  • Repatriación
  • La estancia de los familiares que se trasladen al lugar concreto a recuperar el cuerpo es otra de las coberturas de este tipo de seguros.

Si bien, el seguro de decesos ofrece otras coberturas para el asegurado aún cuando no haya fallecido, como es la gestión testamentaria, gastos de hospitalización, asistencia en viaje, etc.

¿Qué capital asegurar en un seguro de vida y/o de decesos?

En el caso del seguro de decesos, es el asegurador quien fija un límite a la cobertura a través de lo que se conoce como “capital de servicio”. Si el capital asegurado no es suficiente y no cubre la totalidad de los gastos derivados del sepelio, los familiares deberán asumir los gastos que no quedasen cubiertos. Si por el contrario el capital que se asegura supera el coste del sepelio, la compañía debe devolver el dinero no utilizado a los beneficiarios.

Por ello, al contratar un seguro de decesos debes tener en cuenta que el capital asegurado sea actualizado anualmente, para garantizar que la póliza cubre los gastos del sepelio.

A la hora de contratar un seguro de vida es importante que el asegurado analice la situación personal/familiar, para así poder decidir las coberturas y el capital necesario para proteger a la familia en caso de fallecimiento, incapacidad o enfermedad grave.

En Instituto Santalucía te ayudamos a calcular el capital con nuestra calculadora de seguros de vida donde puedes incluir la información tanto personal como económica, y ésta calculará el grado de desprotección que tienes y qué capital necesitarías contratar.

¿Qué tipos de prima existen en un seguro de vida y/o de decesos?

Primas del seguro de decesos

Existen distintos tipos de primas, dependiendo de la forma en la que los titulares del seguro compensan los riesgos inherentes a esta cobertura con el paso del tiempo.

  • Prima nivelada: mantiene constante el importe de la prima a lo largo de toda la vida del asegurado, y salvo los aumentos de capital, la prima permanece constante. En este caso, se trata de una de las modalidades más cara al principio, pero a partir de la jubilación, el precio de la póliza resulta más económico que cualquier otro tipo de póliza de decesos, ya que se calcula respetando la edad en que se contrató el seguro.
  • Prima natural o anual renovable: el precio de la póliza se va incrementando conforme el asegurado va cumpliendo años y los costes del servicio se encarecen.
  • Prima seminatural: cuando se contrata esta póliza a edades tempranas, la prima es muy reducida, dado que no reconoce derechos de antigüedad. Aunque una vez superados una determinada edad, de entre 60 ó 70 años, la prima se nivela. En esta modalidad, el importe va aumentando con actualizaciones de precio, en función de la edad y en base a los incrementos del capital garantizado, hasta que, alcanzada una edad avanzada, se nivela.
  • Prima mixta: es una alternativa que combina las modalidades nivelada y natural.
  • Prima única: es un tipo de prima contratado por personas mayores que no han suscrito antes un seguro. En este caso, con una sola aportación de capital, cubre el sepelio de personas que ya han pasado la edad de jubilación y que por su avanzada edad y la preexistencia de alguna enfermedad grave no son asegurables con las anteriores modalidades de póliza.

Primas del seguro de vida

  • Prima natural: aquellos que suben su precio conforme el tomador va cumpliendo años.
  • Nivelada: en los que se paga siempre lo mismo durante toda la vida del seguro, siendo más elevada en edades tempranas y más barata en edades elevadas.

Desde Instituto Santalucía, en nuestra labor de educación financiera, te ofrecemos respuesta de forma clara y sencilla a todas aquellas cuestiones que te puedas plantear llegado el momento de contratar cualquier tipo de seguro de vida o seguro de decesos.

Comentarios

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.