Guía para la toma de decisiones financieras

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado la guía Psicología para inversores en la que describe técnicas y recomendaciones para mitigar los sesgos cognitivos y racionalizar los procesos de inversión.

 Su objetivo es difundir una serie de recomendaciones destinadas a inversores basadas en los hallazgos de la economía conductual. Esta disciplina explica el funcionamiento de los mercados y el comportamiento de los inversores incorporando conocimientos de otras disciplinas como la sociología, la antropología y la psicología. La materia ha cobrado especial relevancia con ocasión de la reciente concesión del Premio Nobel de Economía al economista Richard H. Thaler.

La guía recoge una serie de propuestas dirigidas a inversores que, según la CNMV, facilitan la aplicación práctica de las principales premisas de la economía conductual a la adopción de decisiones de inversión. Recoge una introducción relativa a los fundamentos básicos de la economía conductual y al proceso de toma de decisiones de inversión. A continuación, describe detalladamente los sesgos cognitivos que afectan a las distintas fases de este proceso. Además, hace referencia a una serie de técnicas y recomendaciones destinadas a mitigar dichos sesgos cognitivos y a facilitar al inversor la racionalización de su proceso de inversión. Para finalizar, y a modo de resumen, la facilita una serie de recomendaciones generales.

Qué es la economía conductual o behavioral economics

La teoría económica tradicional se ha ocupado desde sus orígenes de la manera en que los sujetos adoptan sus decisiones de inversión, ahorro y gasto. Para ello se ha basado en las premisas de que los sujetos saben lo que quieren, utilizan la información disponible de una manera dirigida a conseguir sus objetivos y comprenden perfectamente los riesgos y beneficios de sus decisiones financieras. Sin embargo, los numerosos descubrimientos sobre el modo en que funciona el cerebro humano realizados en los últimos años y procedentes de disciplinas como la psicología, la neurología o la neurofisiología revelan que esto no es así y que las personas con frecuencia desconocen sus preferencias, utilizan incorrectamente la información disponible y no comprenden bien los riesgos que asumen.

La economía conductual o psicología económica estudia los comportamientos humanos reales en un mundo real para desarrollar, a partir de ello, modelos económicos más precisos y prácticos que los facilitados por la teoría económica convencional.

En consecuencia, la economía conductual tiene en cuenta aquellos factores sutiles y no tan sutiles que subyacen a las decisiones financieras. Esta disciplina supone un intento de analizar las pautas y sesgos del comportamiento de las personas y, a partir de ellos, predecir modelos de comportamiento.

Las investigaciones realizadas en el ámbito de la economía conductual muestran que la mayoría de estas pautas o sesgos son predecibles. Estos hallazgos abren nuevas posibilidades de lograr una mejor comprensión del comportamiento de los inversores y, por tanto, pueden ayudar a optimizar la toma de decisiones financieras y de ahorro.

Enlaces relacionados

Comentarios

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.

Lo último

Pacto de Toledo, podcast por José Manuel Jiménez Rodríguez

Podcast: José Manuel Jiménez sobre el Pacto de Toledo: “Las reformas consensuadas son las que perduran en el tiempo”

/
El director del Instituto Santalucía, José Manuel Jiménez, analiza en este podcast el Pacto de Toledo en el 25 aniversario de su firma.
Dependencia en España: Grados

¿Cuáles son los grados de dependencia?

/
Existen tres tipos de grados de dependencia y la probabilidad de sufrir el tercero, el peor de todos, aumenta con la mayor longevidad.