Guillermo de la Dehesa: la elevada esperanza de vida plantea problemas muy serios a la seguridad social y al sistema de fondos de pensiones

Con motivo de la presentación del libro colaborativo “Pensiones del Futuro” hablamos con Guillermo de la Dehesa, uno de los miembros del Foro de Expertos del Instituto Santalucía.

En este vídeo, Guillermo de la Dehesa reflexiona sobre la elevada esperanza de vida y cómo esta afecta al futuro de la Seguridad Social en España y al sistema de fondos de pensiones.

Para Guillermo, “ser uno de los países con del mundo con mayor esperanza de vida, que en este momento es de 83 años, supone todo un éxito” pero, al mismo tiempo, “plantea unos problemas muy serios tanto a la Seguridad Social nacional como al sistema de fondos de pensiones”. En este punto, Guillermo de la Dehesa señala que “los ministros son bastante reticentes a hacer algo más”.

El envejecimiento de la población compromete la sostenibilidad y la suficiencia del actual modelo de bienestar” concluye el experto.

“Pensiones del Futuro” es el primer libro colaborativo en Europa sobre el futuro y la sostenibilidad de las pensiones. Puedes descargártelo de forma gratuita en nuestra web o en o en iTunes, Kindle e iBooks.

Enlaces relacionados

Comentarios

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.

Lo último

Pacto de Toledo, podcast por José Manuel Jiménez Rodríguez

Podcast: José Manuel Jiménez sobre el Pacto de Toledo: “Las reformas consensuadas son las que perduran en el tiempo”

/
El director del Instituto Santalucía, José Manuel Jiménez, analiza en este podcast el Pacto de Toledo en el 25 aniversario de su firma.
Dependencia en España: Grados

¿Cuáles son los grados de dependencia?

/
Existen tres tipos de grados de dependencia y la probabilidad de sufrir el tercero, el peor de todos, aumenta con la mayor longevidad.