El seguro mantiene el ahorro bajo gestión en el primer semestre


  7 min|    

El patrimonio de los productos de ahorro previsional para la jubilación ronda los 246.000 millones de euros, según una nota de Unespa.

Seguro bajo gestión.

El ahorro gestionado a través del seguro logra mantenerse a pesar de la pandemia y de los tipos bajos de interés persistentes, según un comunicado de la patronal de las aseguradoras, Unespa, que señala que a cierre del pasado mes de junio, el patrimonio gestionado alcanzaba los 245.889 millones de euros, lo que supone un 0,75% más que un año atrás.

Si se toma como referencia el 14 de marzo de 2020, día en que comenzó el confinamiento para contener la Covid-19, el incremento del negocio es del 0,33% si se toma como punto de referencia el arranque de 2021.

De la cantidad que manejan las entidades en nombre de sus clientes, 194.741 millones corresponden a productos de seguro. Es decir, un 0,74% más que hace 12 meses.

Los restantes 51.148 millones  constituyen el patrimonio de los planes de pensiones, cuya gestión ha sido encomendada a aseguradoras.

Los seguros unit-linked, aquellos en los que el tomador asume el riesgo de la inversión, son los que registran un comportamiento más positivo en términos interanuales. Aumentan el patrimonio bajo gestión un 28,55%, hasta los 18.285 millones de euros.

Les siguen los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS). Estas pólizas movían 14.602 millones al acabar junio y crecen un 3,27% de un ejercicio para otro.

Mientras, el ahorro generado a través de la transformación de patrimonio en  rentas vitalicias sube un 1,81% y se sitúa en 2.446 millones.

La paralización de la actividad económica por la pandemia del coronavirus y la situación prolongada de bajos tipos de interés se hacen sentir todavía en otros epígrafes del negocio de vida. Registran  descensos los Planes de Previsión Asegurados (-3,16%), los capitales diferidos (-2,79%), así como las rentas vitalicias y temporales (-1,82%).

Los Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo (SIALP) se mantienen  prácticamente  estables  (-0,60%)  cuando  se  comparan  los  datos  al  cierre  del  primer semestre con los de un año atrás Los ingresos por primas del negocio de vida riesgo se situaron en 2.875 millones de euros, un 5,16% más que un año atrás. Esta actividad está muy ligada a la compraventa de viviendas, señala Unespa.

Alternativas de ahorro para la jubilación

Los mencionados productos son alternativas de ahorro para la jubilación, lo que se conoce como ahorro previsional. Estas son las características de cada uno:

Seguros de riesgo

Aquellos vinculados a riesgos de la vida humana. Generan el cobro de una indemnización en caso de muerte o invalidez. Se agrupan en dos grandes categorías: temporales renovables, generalmente de duración anual que se van prorrogando si las partes así lo consideran, o temporales no renovables, generalmente de prima única pagada al inicio y que extiende la cobertura para todo el periodo acordado. Por ejemplo, un seguro de vida que se paga hoy y cubre para los próximos 25 años.

Dependencia:

Seguros de riesgo que ofrecen cobertura de dependencia.

PPA

Los planes de previsión asegurados (PPA) son el equivalente a los planes de pensiones, pero en producto asegurador. Tienen idénticas características en cuanto a ventajas y tratamiento fiscal con la gran diferencia de que no tienen riesgo. A diferencia de los planes de pensiones, que están sujetos a las variaciones del mercado, los PPA son completamente seguros para el asegurado, dado que el riesgo lo asume la aseguradora, que garantiza una rentabilidad para el ahorro.

Seguros de ahorro / jubilación

Son seguros de vida en los que el objetivo principal es el ahorro a largo plazo (técnicamente la cobertura es la supervivencia). También se les denomina seguros de vida- ahorro. Son productos que gestionan e invierten el ahorro de los asegurados. Su duración suele ser de medio y largo plazo y, en muchos casos, están diseñados para complementar la jubilación. En el cuadro se agrupan en las siguientes categorías:

  • Capitales diferidos: lo que se acuerda con el seguro es cobrar todo el ahorro acumulado, más la rentabilidad, en un solo pago en la fecha establecida.
  • Rentas vitalicias y temporales: el dinero que se ha ido ahorrando en la fase de acumulación, más la rentabilidad, se recupera en su momento en forma de renta periódica, generalmente mensual. Las rentas temporales son las que se agotan con el paso del tiempo. Por ejemplo, que el asegurado le indique a su aseguradora que quiere cobrar todo su ahorro acumulado en 10 años. Las vitalicias, que solo las puede garantizar y ofrecer el seguro, son las que acompañan al asegurado durante  toda su vida.
  • Transformación de patrimonio en rentas vitalicias: las personas mayores de 65 años que destinen el dinero logrado con la venta de cualquier elemento patrimonial (segunda vivienda, acciones, fondos de inversión, etc.) a una renta vitalicia asegurada tienen como beneficio fiscal la exención de las ganancias patrimoniales obtenidas con la venta, con un límite de reinversión de 240.000 euros. Si la reinversión en renta vitalicia es menor al importe de la venta, la exención se aplica proporcionalmente. Lo mismo ocurre si el importe de la venta supera el citado límite de 240.000 euros. El plazo para contratar la renta vitalicia y beneficiarse de estas ventajas es de seis meses desde la venta del activo.
  • Plan Individual de Ahorro Sistemático (PIAS): es un producto que otorga ventajas fiscales a la salida, la rentabilidad queda exenta, si se han cumplido determinados requisitos durante la fase de ahorro. Básicamente, tener una duración no inferior a los cinco años y percibirlo en forma de renta vitalicia. Su límite de aportación anual es de 8.000 euros, límite que es compatible con el de los planes de ahorro a largo plazo (SIALP y CIALP).
  • Seguro Individual de Ahorro a Largo Plazo (SIALP): Se trata de un seguro con un tratamiento fiscal similar al PIAS. Es decir, la rentabilidad queda exenta a los cinco años, si bien no es necesario percibirlo en forma de renta. Constituye junto con la cuenta individual de ahorro a largo plazo (depósito bancario con abreviatura de CIALP), los denominados planes de ahorro a largo plazo o planes de ahorro 5. Cada contribuyente solo puede ser titular de un plan de ahorro y el límite de aportación anual es de 5.000 euros. Este límite que es compatible con el de los PIAS.
  • Unit-Linked: seguros vinculados a activos donde el riesgo lo asume el tomador.

Planes de Previsión Social Empresarial (PPSE)

Son seguros colectivos para generar un complemento privado de jubilación en el ámbito de las empresas (segundo pilar). Básicamente, equivalen a los Planes de Empleo, pero con algunas diferencias, como su mayor flexibilidad y capacidad de adaptación a la realidad de las pymes.

Instrumentación de compromisos por pensiones

Igual que los PPSE, son seguros de vida que están garantizado prestaciones de riesgo (muerte o invalidez) o de jubilación (ahorro) en el ámbito de colectivos laborales, pero con un tratamiento fiscal diferente dado que no tiene las ventajas fiscales de los PPSE.

Otros seguros colectivos

Son seguros de vida colectivos, es decir, da cobertura a más de un asegurado, pero no ligados a la empresa. El caso más normal son los denominados seguros de grupo. Un ejemplo podrían ser los seguros a favor de consejeros o administradores de empresas que tienen  una relación mercantil.

Deja un comentario

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.

Enlaces relacionados


Calculadora
de Pensiones


  • Conoce la aportación que se debe realizar para obtener la prestación deseada en el momento de la jubilación
  • Conoce los porcentajes de cobertura de la seguridad social, de las aportaciones previstas y de las recomendadas
  • Recalcula automáticamente toda la información, configurando los valores según las aportaciones anuales recomendadas y el poder adquisitivo deseado

Calculadora de
Seguros de Vida


  • Analiza las necesidades en materia de protección para conseguir la tranquilidad de tu familia si ocurriera algún percance, con el objetivo de poder asegurar y disfrutar del nivel de vida que desees para ti y tu familia
  • Conoce las aportaciones que debes realizar para cubrir las necesidades de aseguramiento en caso de fallecimiento o invalidez
  • Conoce tu nivel de vida con la pensión de la Seguridad Social y el seguro de vida