Sistema público de pensiones y la jubilación


  5 min|    

El sistema público de pensiones español es uno de los más generosos de nuestro entorno para los trabajadores con salarios medio-bajos. Para ellos las pensiones públicas pueden ser similares al salario en activo, en cambio los trabajadores con salarios elevados ven reducidos sus ingresos de forma relevante al jubilarse.

El conocimiento del sistema público de pensiones es una pieza clave de la planificación financiera, ya que, por lo general, las pensiones públicas son la principal fuente de ingresos de los jubilados.

La jubilación es una contingencia inevitable para todo trabajador que no haya sufrido previamente incapacidad permanente o, incluso peor, haya fallecido. Es uno de los momentos clave del ciclo vital, que afecta a la mayoría de los trabajadores, y constituye uno de los pilares de más larga e intensa tradición de protección pública en todos los países del mundo, sea cual sea su nivel de desarrollo.

Igualmente, la preparación del momento de la jubilación constituye uno de los objetivos más relevantes del proceso de planificación financiera. A través de ésta se estiman los recursos económicos y financieros que se dispondrán en el momento de la jubilación, evitando una caída desproporcionada del nivel de vida del recién jubilado y, por tanto, de sus dependientes.

De forma general, la principal fuente de ingresos tras la jubilación es la pensión que proporciona el sistema público, por tanto, es importante conocer el funcionamiento y normativa actuales del sistema público de pensiones para poder calcular la pensión de jubilación.

Al acceder a la jubilación es habitual que se produzca una reducción de los ingresos, dado que el salario previo a la jubilación suele ser mayor que el importe de la pensión de jubilación pública obtenida. La pensión media de los nuevos jubilados del régimen general en diciembre de 2014 ha sido 1.467 euros, por lo tanto, todos aquellos trabajadores con salarios superiores sufrirán una cierta merma de ingresos a partir de su jubilación.

Para cubrir esta reducción de ingresos es conveniente planificar la jubilación con suficiente antelación y considerar si es oportuno o no contratar productos de ahorro privados que permitan generar a lo largo de la vida laboral unos ingresos complementarios durante la jubilación.

El sistema público de pensiones es uno de los más “generosos” de nuestro entorno, ya que las pensiones medias de jubilación recién causadas (régimen general) se sitúan alrededor del 80% del salario previo a la jubilación, en concreto la pensión media de jubilación asciende a 1.151,2 euros/mes en diciembre de 2014. Si bien la pensión media para los nuevos pensionistas del Régimen General, en el que se encuadran los trabajadores por cuenta ajena, es más elevada (1.467 euros/mes) que la de los autónomos (887 euros/mes).

Dado que en los últimos años la carrera de cotización de los trabajadores se ha ampliado y sus salarios son más elevados, el sistema público registra una importante tendencia al alza de las pensiones medias. De hecho la pensión media de jubilación de los nuevos pensionistas del régimen por cuenta ajena que accedieron a la jubilación durante el mes de diciembre de 2014 (nuevas altas de pensiones) ascendía a 1.467 euros/mes y a 887 euros/mes en el caso de los autónomos, muy por encima de las pensiones medias del conjunto del sistema.

Otro elemento determinante en la planificación financiera para la jubilación es la edad de jubilación. En España, aunque la edad de jubilación ordinaria está establecida todavía algo por encima de los 65 años (aumentando hasta los 67 a partir del 2027), la posibilidad de adelantar la jubilación en determinadas circunstancias, hace que la edad de jubilación efectiva en España se sitúe hoy por debajo de la edad legal, siendo algo más elevada en el caso de los autónomos y algo más baja en el caso de los trabajadores por cuenta ajena. De hecho, el 45% de los trabajadores acceden a la jubilación con menos de 65 años.

La cobertura pública

El sistema público de pensiones español funciona como un sistema de reparto en el que las cotizaciones sociales de trabajadores y empresarios, junto con algunas transferencias procedentes del Estado, sirven para pagar las pensiones de los pensionistas existentes en cada año.

A diferencia de los sistemas de capitalización en los que las aportaciones de empresas o de partícipes se acumulan para pagar la pensión de cada uno en el futuro, en el sistema público de pensiones español, los trabajadores actuales esperan que, cuando se retiren, sus pensiones sean pagadas por los trabajadores futuros, es lo que se conoce como solidaridad intergeneracional.

Deja un comentario

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.

Enlaces relacionados
Calculadora
de Pensiones

  • Conoce la aportación que se debe realizar para obtener la prestación deseada en el momento de la jubilación
  • Conoce los porcentajes de cobertura de la seguridad social, de las aportaciones previstas y de las recomendadas
  • Recalcula automáticamente toda la información, configurando los valores según las aportaciones anuales recomendadas y el poder adquisitivo deseado
Calculadora de
Seguros de Vida

  • Analiza las necesidades en materia de protección para conseguir la tranquilidad de tu familia si ocurriera algún percance, con el objetivo de poder asegurar y disfrutar del nivel de vida que desees para ti y tu familia
  • Conoce las aportaciones que debes realizar para cubrir las necesidades de aseguramiento en caso de fallecimiento o invalidez
  • Conoce tu nivel de vida con la pensión de la Seguridad Social y el seguro de vida
Estudios
Propios

Guía Temática para mujeres trabajadoras
Guía Temática para mujeres trabajadoras
> Leer más

Pensiones en transición Sistemas de Pensiones
Informe. Pensiones en transición
> Leer más

Guía Temática para trabajadores Millenials
Guía Temática para trabajadores Millenials
> Leer más
Cuentos y Juegos para entender el Dinero
Streaming Pensiones del futuro