El papel de las rentas vitalicias en las pensiones

Un informe de UNESPA afirma que constituyen la mejor manera de incrementar los ingresos de un jubilado durante toda su vida, ya que se van adaptando a las circunstancias de cada persona.

Las Rentas Vitalicias en las Pensiones
/ 27 febrero, 2018
3 min
0
comentarios

El informe “Soluciones para la jubilación. Naturaleza, ventajas, defensa y fomento de las rentas vitalicias en España”, encargado por la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA), realizado por Analistas Financieros Internacionales (AFI), analiza la situación de las pensiones en España y se describe el papel que pueden desempeñar las rentas vitalicias ante los retos demográficos y socioeconómicos a los que se encuentra expuesto el sistema público de pensiones español.

El estudio fue presentado por D. José Antonio Herce, codirector del estudio, profesor de Afi Escuela de Finanzas y también es miembro del Foro de Expertos del Instituto santalucía. Resaltó que las rentas vitalicias son “un instrumento idóneo para complementar la pensión pública de jubilación”, ya que disminuyen la presión que se ejerce sobre el sistema de pensiones y contribuyen a su sostenibilidad.

Este estudio estima que, para una persona que se retire hoy, las reformas acometidas en 2011 y 2013 supondrán una pérdida de poder adquisitivo de unos 350€ al mes durante la jubilación. Esta reducción, a su vez, tendría como consecuencia un descenso anual medio del empleo del 1,5% entre 2017 y 2035 (equivalente a unos 330.000 empleos a tiempo completo) y un descenso similar del producto interior bruto (PIB). Las rentas vitalicias pueden contrarrestar este panorama al generar una demanda interna que proteja el empleo y el crecimiento económico. Se estima que unos 63.000 euros son suficientes para afrontar la constitución de una renta vitalicia que compense la pérdida de poder adquisitivo mencionada de 350€ al mes.

¿Qué son las rentas vitalicias?

Recordamos que las rentas vitalicias son seguros de ahorro para la jubilación que tienen como finalidad la constitución de una renta hasta el fallecimiento del asegurado. El informe de UNESPA pretende dar respuesta a preguntas que todos nos podemos hacer a la hora de planificar nuestro futuro, en general y, en concreto, al plantearnos contar con las rentas vitalicias como complemento a la pensión:

¿Cómo son las rentas vitalicias?

  • Las rentas vitalicias, al igual que las pensiones del sistema público, tienen un carácter vitalicio y son sostenibles debido a la técnica actuarial en la que se basan y, además, están garantizadas por una aseguradora con estándares de solvencia muy elevados.
  • Son eficientes: permiten ajustar el consumo de los jubilados al ahorro disponible durante toda su vida, atendiendo también al deseo de dejar un legado para sus herederos.
  • Garantizan un nivel de vida a quienes las perciben porque están aseguradas, se viva el tiempo que se viva. Así, se evita que una persona sobreviva a sus ahorros o que tenga un exceso de ahorro acumulado al fallecer.

¿Cómo se constituye una renta vitalicia?

Las rentas vitalicias permiten convertir el patrimonio en una renta que complemente la pensión pública de jubilación mes a mes. Los recursos que se pueden destinar a constituirla pueden ser muy variados: ahorro financiero convencional (depósitos, fondos, acciones…), viviendas (principales o secundarias), derechos diversos (traspasos de negocios, licencias…), etc.

Las rentas vitalicias tienen flexibilidad para adaptarse a las necesidades de sus titulares y satisfacerlas:

  • Se pueden constituir en distintos momentos y se puede modificar la edad de comienzo de su disfrute.
  • El titular decide la prima a pagar y puede modular las prestaciones a lo largo del ciclo de jubilación.
  • Se puede rescatar parte o todo el capital asegurado, y es posible hacer un uso compartido con otra persona de ese capital asegurado.

¿Cómo es el tratamiento fiscal de las rentas vitalicias?

Según la normativa del IRPF, las ganancias patrimoniales (plusvalías) realizadas en la transmisión de elementos patrimoniales (hasta un valor de 240.000 euros) están exentas de tributación siempre que:

  • Se dediquen íntegramente a la adquisición de una renta vitalicia
  • El titular de dicho patrimonio tenga 65 o más años
  • Dicha renta se adquiera en su favor. Además, el tratamiento fiscal de la renta al empezar a percibirse es beneficioso.

No hay que ahorrar más, sino ahorrar mejor

Así lo revela este informe de AFI: no es necesario ahorrar más para complementar las rentas durante la jubilación. La clave reside en ahorrar mejor y afirman que “los recursos ya están disponibles en una sociedad que ha cambiado sus estructuras familiares y en la que la creciente longevidad exige un mayor esfuerzo previsional por parte de todos”.

Puedes acceder al informe completo de UNESPA pulsando aquí.

Enlaces relacionados

Un informe de UNESPA afirma que constituyen la mejor manera de incrementar los ingresos de un jubilado durante toda su vida, ya que se van adaptando a las circunstancias de cada persona.

Comentarios

Un informe de UNESPA afirma que constituyen la mejor manera de incrementar los ingresos de un jubilado durante toda su vida, ya que se van adaptando a las circunstancias de cada persona.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Le recordamos que datos sensibles como los datos de salud no deben ser incluidos en el formulario previsto en la página web.

Lo último

Un informe de UNESPA afirma que constituyen la mejor manera de incrementar los ingresos de un jubilado durante toda su vida, ya que se van adaptando a las circunstancias de cada persona.

Educación Financiera: El Instituto santalucía Cumple 1 Año
/
¡Gracias a todos por seguirnos y apoyarnos en esta andadura!
Planes de Pensiones: Conoce en 1 minuto su Fiscalidad
/
Mario Plaza, director corporativo de fiscalidad de santalucía, nos explica cómo funcionan los planes de pensiones y cuáles son los factores que debemos tener en cuenta.